Ballena Franca Austral
(Eubalaena australis)

Foto: Mariano Sironi – ICB

Distribución de la especie

Hemisferio Sur entre los 20°S y los 64°S.

Tamaño

Las hembras adultas pueden alcanzar los 17 metros de longitud máxima y son más grandes que los machos, que llegan a los 15 metros de largo. El peso de los adultos es de unas 40 toneladas.

Alimentación

Son cetáceos misticetos, ballenas que filtran el alimento con centenares de barbas de queratina (de hasta 2,5 m de largo) suspendidas de la mandíbula superior. Se alimentan de crustáceos pequeños, pricipalmente krill y copépodos, pudiendo ingerir hasta 2 toneladas por día en la época estival.

Foto: Nicolás Lewin - ICB
Foto: Paula Faiferman - ICB

Reproducción

Las hembras paren por primera vez a los 9 años y tienen una cría cada 3 años. Típicamente tienen un año de gestación, un año de amamantamiento, y uno de recuperación antes de una nueva preñez.
Gestación: 12 meses.
Tamaño de las crías: al nacer miden 4 metros y pesan una tonelada; a los 3 meses alcanzan unos 8 metros y pesan entre 7 y 8 toneladas.
Lactancia: aproximadamente un año, en las primeras semanas de vida pueden aumentar hasta 150 kg por día.

Migraciones

Realizan viajes anuales de miles de kilómetros. En verano y otoño se alimentan en las aguas frías y productivas próximas al talud del Mar Argentino e Islas Subantárticas. Luego migran hacia las aguas templadas de los golfos norpatagónicos, sector norte del Mar Argentino, Uruguay y sur de Brasil donde se reproducen en invierno y primavera.

Infografía «La diva de las mares» publicada en Revista Viva/Diario Clarín – 9/11/2008
Fuente: Instituto de Conservación de Ballenas. www.ballenas.org.ar

Ballenas en Patagonia

Cada año llegan a los golfos que rodean a Península Valdés (Golfos Nuevo, San José y San Matías) entre 1.000 y 2.000 ballenas francas, de una población estimada en 5.000 a 6.000 individuos. ¿Quiénes llegan?

  • Adultos reproductivos: machos y hembras.
  • Individuos jóvenes que no están en edad de reproducirse, pero “socializan” en el área.
  • Hembras preñadas que llegan a parir sus crías concebidas el año anterior.
  • Hembras con su ballenato de un año de edad que será destetado en la temporada.

Infografía: Victoria y Eugenia Zavattieri